artículos

El Islam y los requerimientos de la vida contemporánea

JURISPRUDENCIA

El Islam y los requerimientos de la vida contemporánea (I)



Entonces, la pregunta que surge por sí misma es que ¿cómo pueden normas inmutables armonizar con los fenómenos cambiantes?. Esta pregunta surge a través de planteamientos filosóficos, sociales o religiosos.

El Planteamiento Filosófico:

A veces se dice que el estado de cambio es la característica general y permanente de los fenómenos y manifestaciones del universo, sin que nada se aparte de tal ley. De acuerdo a ésto, ¿cómo podrían ser una excepción las manifestaciones religiosas? ¿cómo podría la religión con su organización social y legislativa permanecer para siempre?.

Publicaciones relacionadas

Para proceder a discutir esta cuestión, necesariamente hay que prestar atención al hecho de que el cambio y la falta de estabilidad observada en los fenómenos del universo, es una realidad que no se puede negar, pero una cosa es reconocer el principio de cambio y variación, y otra cosa es decir que eso abarca a todas las realidades de la existencia, ya que son los cuerpos y la materia existente en el mundo lo que cambia constantemente, pero las realidades permanentes que se encuentran son otra cosa que para nada son infrecuentes o aisladas como para que sean consideradas como algo excepcional o inusitado en el orden de la existencia.

Por ejemplo el cuerpo de una persona cambia en forma constante, pero ¿se puede decir que la personalidad o el espíritu humano también varía en forma efectiva como para que deje de ser la misma persona? ¿Cambia el espíritu del ser humano a una realidad diferente? ¿o acaso permanece como tal desde el nacimiento hasta la muerte?.

No está demás mencionar una discusión que mantuvo el gran filosofo Ibn Sina (Avicena) con su alumno Bahmaniar.

Bahmaniar opinaba que el factor tiempo era intrínseco a la realidad de todas las cosas. Incluso lo consideraba como parte de su esencia, y como el tiempo es algo de constante variación, necesariamente todas las cosas no son inmutables sino que tienen una contínua transformación .

Bahmaniar insistía en su posición, mientras que Ibn Sina rechazaba en su totalidad la teoría. Mientras hablaban respecto al tema, Bahmaniar le hizo una pregunta a Ibn Sina pero éste no le respondió. Bahmaniar le preguntó por qué no le contestaba. Ibn Sina dijo: «Pide que te responda aquel al que le preguntaste». Bahmaniar dijo: «¡Es a tí al que le pregunté!», e Ibn Sina le replicó: «Aquel al que le preguntaste hace algunos momentos ya no existe realmente, ya que se ha transformado con la variación del tiempo según tus suposiciones. ¿Es posible que te aferres a eso?».

Las leyes físicas que rigen al universo son inmutables y no variables, al igual que las teorías existenciales, ya sea que estén acertadas o erradas. ¿La teoría de Darwin (la teoría en sí), ya sea que la consideremos correcta o equivocada, es algo estable, o acaso le abarca el cambio y la transformación?.

También es digno de mencionar que la religión islámica no es la única que invoca la inmutabilidad de sí misma, sino que todas las ideologías y teorías sociales se consideran a sí mismas permanentes en sus principios y fundamentos, incluso las escuelas ideológicas que se basan en la creencia del constante cambio en los diferentes ámbitos de la existencia y de la vida no consideran esos principios como limitados a un tiempo o etapa determinada de la historia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba