artículos

El Principio de la No-Transgresión: Uno de los Fundamentos del Yihad Islámico

JURISPRUDENCIA

El Principio de la No-Transgresión: Uno de los Fundamentos del Yihad Islámico



  1. Las mujeres y niños.
  2. Los ancianos.
  3. Los lisiados (incapacitados), insanos e inválidos.
  4. Los mercaderes y agricultores.
  5. Los viandantes y transeúntes civiles.
  6. Los clérigos y líderes religiosos.

Pero con un detenido examen, es evidente que la razón para su inmunidad no es su posesión de títulos particulares. En otras palabras, las mujeres, los niños, los ancianos y los lisiados no están protegidos porque ellos estén cubiertos por tales calificaciones, sino porque estos grupos, debido a sus condiciones físicas o status social, no toman parte en la guerra, y, por decirlo así, no pueden ser considerados entre los combatientes, agresores y soldados. En consecuencia, llegamos a la conclusión de que, en el Islam, la verdadera razón e incentivo para entablar una guerra no es la incredulidad de las personas, sino la agresión de los incrédulos, quienes se resisten o desisten ante la invocación del Islam y enfrentan a los musulmanes y a los difusores musulmanes con la fuerza de las armas, o se sublevan en contra del Islam, o, de acuerdo a la expresión coránica, tratan de extinguir la luz de Dios.

La presente opinión está confirmada por las palabras empleadas en este versículo. Por ejemplo, la palabra qatilu (combatid) deriva del infinitivo muqatalah, que sigue el modelo de conjugación de mufa‘alah, que en árabe brinda el significado de reciprocidad en la acción, esto es: una participación de ambas partes, la cual, en este contexto en particular, implica que no se les permite a los musulmanes luchar contra aquellos que no les combaten, pues muqatalah (lucha mutua) solo puede ser llevada a cabo cuando uno lucha contra la parte que le combate. Por lo tanto, si los musulmanes luchan contra quienes están en paz con ellos, evidentemente esto no puede ser denominado muqatalah (combate mutuo), ni puede ser considerado una de sus instancias; sino que sería una clase de invasión, ataque o saqueo, el cual, no obstante, no se ajusta al significado de versículo alguno. Por otra parte, los versículos que se tratarán seguidamente, corroboran explícitamente nuestra opinión:

«¡Creyentes! ¡No toméis como amigos a quienes son Mis enemigos y los vuestros, brindándoles muestras de afecto, siendo así que no creen en la Verdad venida a vosotros! Expulsan al Enviado y os expulsan a vosotros porque creéis en Allah vuestro Señor. Si salís para luchar por Mi causa y por deseo de agradarme ¿Les tendréis un afecto secreto? Yo sé bien lo que ocultáis y lo que manifestáis. Quien de vosotros obra así, se extravía del camino recto»

Publicaciones relacionadas

(Corán: 60 / 1)

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba