artículos

(LA PURIFICACION (Tahárat

JURISPRUDENCIA

LA PURIFICACION (Tahárat)



4.- El agua «mutlaq» (pura, sin mezcla) de la cual se duda si es «mutlaq» o «mudáf», se debe considerar como «mutlaq», es decir que puede hacer puro lo impuro, y es válido con ella la ablución (Wudu’«) y el baño completo («ghusl»). En cambio si tenemos agua que era «mudáf» y ahora se duda si es «mutlaq» o «mudáf», se la considerará «mudáf», por lo que no sirve para purificar algo ni para realizar la ablución («wudu'») ni el baño completo («ghusl»).

5.- En cuanto al agua sobre lo que no se sabe si es «mutlaq» o «mudáf» y antes tampoco se sabía, ella no sirve para purificar ni para la ablución («wudu'») ni el baño completo («ghusl»), y según precaución obligatoria, si algo impuro toma contacto con ella, se impurifica, aunque sea de la medida de un «kur».

6.- El agua a la que le llega algo impuro propiamente, como la sangre o la orina, y cambia su olor, color o sabor, es impura aunque sea «kur» o corriente. Además, si su olor, color o sabor se modifica por algo impuro que está a su lado, por ejemplo: una carroña (sin necesidad de que lo esté tocando), según precaución obligatoria también es impura.

Publicaciones relacionadas

7.- Si el agua que ha cambiado su olor, color o sabor por un elemento propiamente impuro toma contacto con agua «kur» o corriente, o cae sobre ella agua de lluvia directamente o a través de un viento fuerte o por un canal, en todos los casos si su modificación desaparece vuelve a ser pura. Pero es mejor que el agua «kur» o de lluvia se mezcla con ella.

8.- Si se purifica algo impuro por medio de agua «kur» o corriente de forma tal que quede puro, el agua que sale después de haber tomado contacto con el objeto es pura.

9.- El agua que era pura y no está claro si sigue pura o se ha impurificado, se considera pura. En cambio el agua que era impura y no se sabe si ha modificado su condición purificándose, se seguirá considerando impura.

* * *

Reglas acerca de orinar y defecar.

1.- Es obligatorio para el hombre en el momento de realizar sus necesidades, ocultar sus genitales a los mayores, aunque se trate de un pariente íntimo como un hermano, una madre, etc. También lo debe hacer con un loco y con un menor que distinga entre el bien y el mal. Pero no es necesario hacerlo dentro del matrimonio.

2.- No es necesario ocultarse con algo especial. Será suficiente taparse con la mano.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba