Letras

IMAM AL HASAN (P)

AHLULBAIT

IMAM AL HASAN (P)

 

“Mu’awiiah ha venido a luchar contra vosotros, ¡dirigíos al campamento de Najilah…!”, –pero todos quedaron inmóviles.

‘Adi, hijo del conocido Hatam At–Ta’i se levanto y grito encolerizado: “Yo soy hijo de Hatam, Subhanallah –glorificado sea Dios– continuó diciendo: que significa este silencio mortífero que se ha apoderado de vosotros?, ¿por que no respondéis al Imam e hijo de vuestro Profeta(BP)?, ¡temed a la ira de Dios!, ¡es que no teméis a la ignominia?… –entonces mirando al Imam(P) prosiguió: ¡Escuche vuestra orden y de todo corazón la obedezco y ofrezco mi vida ! –agrego: Yo en este momento me dirijo al campamento de batalla, aquél que quiera puede seguirme”.

Qais Ibn S’ad Ibn ‘Ibadih, Nafaqil Ibn Qais Riahi y Ziad Ibn S’as’ah At–Timi con elocuentes sermones prepararon a la gente para el enfrentamiento y, después de formar un ejército, se dirigieron hacia el campamento. Numerosos guerreros se encontraban reunidos en este, además de los Shi’ah se encontraban, también, otros grupos como: (1) los Jauariy, que se habían reunido ahí con el único propósito de pelear contra Mu’awiiah, no para apoyar al Imam Hasan (P). (2) Los codiciosos que buscaban acrecentar su riqueza con el botín de la guerra y (3) aquellos que habían participado por apoyar a sus jefes, sin tener intereses religiosos.

Publicaciones relacionadas

Imam Hasan (P) envió a un grupo comandado por Hakam a la ciudad de Anbar, pero Hakam al igual que su sucesor logro un acuerdo con Mu’awiiah traicionando al Imam. Entonces mismo Imam se dirigió a la región de Sabot Mada’in, en donde formo un ejercito de doce mil guerreros, nombrando como jefe supremo a “Ubaidullah Ibn ‘Abbas y a Qais Ibn Sad Ibn Ibadih Ansari” como su sustituto, en caso de que ‘Ubaidullah fuese martirizado.

Mu’awiiah por su parte, envió a Qays un millón de dirham con una nota proponiéndole que se sumasen a su ejercito o dejase de apoyar al Imam. Qays rechazo la proposición contestando lo siguiente: “Con engaños no puedes arrebatarnos nuestras creencias, tiende tu trampa a otro polio, que el fenix ha construido su nido en las alturas”.

 Entonces Mu’awiiah propuso lo mismo y la misma cantidad a “Ubaidullah Ibn “Abbas quien fue seducido por esta y, por la noche, acompañado por un grupo de sus subalternos se unió a las tropas de Mu’awiiah. Al amanecer del día siguiente, el ejército se encontró sin comandante. Qays, después de efectuar la oración del alba tomo la jefatura en sus manos e informo al Imam de lo sucedido. Mu’awiiah sabia que Qays era un valiente guerrero por ello planeo eliminarlo, para lo cual envió a unos espías que se introdujeron en el ejercito del Imam y mintiendo anunciaron que Qays había pactado con Mu’awiiah. Al mismo tiempo envió a otro grupo al ejercito de Qays para que expandieran la noticia de que Imam Hasan (P) había hecho las paces con Mu’awiiah.

De esta forma, los jauariy y aquellos que no estaban de acuerdo con hacer la paz, fueron seducidos por medio de las mentiras y repentinamente se sublevaron, entraron en la tienda de Imam Hasan (P) y la saquearon, incluso arrebataron el tapete que se encontraba bajo sus pies, le hirieron en una de las piernas, y a causa de la hemorragia provocada por esta herida el Imam cayó en un grave estado…

Los seguidores del Imam lo llevaron a casa del gobernador de Mada’in, S’ad Ibn Mas’ud Zaqafi –quien había adquirido este puesto por orden de ‘Ali (P).

El Imam convaleció una temporada en casa de Zaqafi, durante la cual le informaron que algunos de los jefes de las diferentes tribus –que no eran partidarios del Islam o eran enemigos de Imam Hasan (P) –, a escondidas escribieron a Mu’awiiah una carta diciendo: “Si venís a Irak, pactaremos contigo y te entregaremos a Imam Hasan (P)”.

Mu’awiiah envió las cartas recibidas al Imam y pidió la paz diciendo que aceptaría todas las proposiciones que este (P) efectuara.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba