artículosConocimientoestilo de vidaLetrasPublicacionesSabiduría

¿ACASO LA OPINIÓN DE LOS SHÎ’AH RESPECTO AL IMÂMATO SE CONTRAPONE CON LOS FUNDAMENTOS DE LA LIBERTAD?

SHIÍSMO

¿ACASO LA OPINIÓN DE LOS SHÎ’AH RESPECTO AL IMÂMATO SE CONTRAPONE CON LOS FUNDAMENTOS DE LA LIBERTAD?

 

«Libertad» es uno de los términos más delicados y sensacional que ha escuchado el ser humano. El término «libertad», con su compás y ritmo especial, crea regocijo y gozo, éxtasis y alegría dentro del hombre. El mayor ideal y el mejor pensamiento para un hombre docto, es romper las cadenas de la esclavitud, luchar en contra de la colonización y conquistar la cúspide de la libertad. Su inclinación hacia la libertad es tal que durante su existencia ha ofrecido muchos mártires y realizado innumerables sacrificios en el camino de su obtención.

Es cierto que el ser humano ha percibido perfectamente que es imposible llevar a cabo un sistema en la vida social cuando se carece de la presencia de un líder que su juicio y opinión sean decisivos y penetrantes. Pero, por otro lado, nunca aceptará entregar su destino a alguien cuyo nombramiento o destitución no esté bajo su decisión. Por ello es que, especialmente en esta época, de entre los diferentes caminos existentes y utilizados para elegir el puesto de responsable, el único que se considera correcto es que el hombre sea libre e independiente para elegir a su propio líder. Y el gobernador que toma en sus manos el futuro y destino de un pueblo, surja de los pensamientos del pueblo en general y sea designado por la misma gente, ya que de lo contrario, el gobierno de una persona no coincidirá con los fundamentos de la libertad y será considerado un gobernador impuesto.

Ahora debemos analizar cuál de estas dos opiniones existentes respecto al «imâmato», es la más concordante con los principios de la democracia: Considerar que el puesto del imâmato debe ser elegido por medio de votos, que el Imâm debe ser designado por medio de la «opinión general» o del «Consejo de Sabios Islámicos», o que la opinión de la gente no sea tomada en cuenta y lo consideremos totalmente una jerarquía designada por Dios, afirmando que debe ser escogido por parte de Dios y el Mensajero (BP).

Publicaciones relacionadas

Algunos piensan que la primera opinión es la correcta porque concuerda con los principios de la libertad. Si consideramos a la jerarquía del sucesor del generoso Mensajero (BP) como un puesto dado por votación, en ese caso deberemos sentirnos orgullosos que los principios liberales, antes de que floreciesen en el occidente, se practicaron y llevaron a cabo en el oriente y entre los musulmanes. Podemos concluir fácilmente, entonces, que esta opinión carece de ese honor (pues los musulmanes no han sido famosos por elegir democráticamente a sus gobernantes en absoluto).

La crítica de algunos de los escritores de Ahli Tasannun respecto a la opinión de Ahli Shî’ah sobre el nombramiento del Imâm, se basa en que tal método no coincide completamente con la opinión social actual ni con el espíritu liberalista.[1]

Respuesta:

Tal vez la lógica más interesante que puede mencionarse respecto a la opinión del nombramiento del Imâm –y esto puede mostrarse en las opiniones de la mayoría de la gente del mundo conforme a las opiniones sociales de hoy día– es lo arriba mencionado, y algunos más o menos también lo han dicho y escrito. La respuesta detallada de este argumento depende del desarrollo de los tres puntos fundamentales:

1. – La cuestión de la designación del puesto del «imâmato» es independiente de la autocracia.

2. – Los gobiernos democráticos occidentales, que se fundan y solidifican en la autoridad de la mayoría sobre la minoría, son los modelos políticos más injustos en los que hoy día los seres humanos se han refugiado como una última alternativa.

3. – Suponiendo que este método de la elección de un gobernador y califa sea válido y correcto, ¿acaso fue utilizado en el inicio del Islam, al ser elegidos los califas o no?

Estas tres cuestiones, sobre todo la segunda y tercera, cada una necesita de un debate completo y detallado, que para concretar nuestras palabras, lo mencionaremos en forma condensada:

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba